Liga Mexicana

El campeonato de fútbol profesional ha sufrido varios cambios desde que José Camote Izquierdo anotó el primer tanto, por allá en 1923. El primero de ellos fue el que generó su fundación: la rivalidad entre la Liga Mexicana (1902) y la Liga Nacional (1920, disidentes de la mexicana) se vio zanjada en 1922, cuando se fundó la Federación Mexicana de Fútbol y de inmediato se inició con el Campeonato de Primer Fuerza.

Los problemas dirigenciales, que desencadenaron en tres meses de pugna, generó la Liga Mayor (1930-1931), que fue la primera en contar con dos especies de divisiones: la Preferente (seis equipos) y la Primera Ordinaria (el ascenso)

Apostar Online en la liga mexicana

Para que puedas apostar online en la liga mexicana con toda la información a tu alcance, te contamos cómo ha evolucionado en los últimos años y en qué momento se encuentra este apasionante torneo de fútbol.

Además, no te pierdas nuestra página donde te contamos dónde hacer apuestas deportivas en México.

Salarios atractivos y mucho extranjero

El arribo de muchos futbolistas de España y Cuba, aunque no eran profesionales, se debió a los excelentes salarios que se abonaban en los clubes manitos, lo que hizo que la Secretaría de Trabajo de México obligara a los dirigentes a la certificación de esta como una labor con prestaciones y pago de impuestos.

Con el crecimiento del campeonato se decretó la restricción de extranjeros (cuatro por elenco), pero, ante la creciente nacionalización de foráneos, se decidió establecer un mínimo de futbolistas nacidos en el país por cada róster.

Las dinastías

Tras el sistema de anualizado, con campeón por puntos, y en el que empezaron a surgir dinastías como la de Chivas Rayadas de Guadalajara, en 1970 se aprueba el tema de la Liguilla, en la que se conoce al ganador del certamen con unas semifinales y una final. Allí se dividen a los 18 equipos en dos grupos de 9 y los dos mejores de cada zona avanzan a la definición.

América comandó la década de los 80, en la cual se dio la creación del porcentaje (promedios de los puntos de los últimos tres años para definir al descendido) y en 1993 se da la división del campeonato anualizado en dos, así como sucede en Argentina: inicialmente se llamaron Torneos de Invierno y Verano.

Liguilla y patrocinio

Llamados Apertura y Clausura desde 2002, cada semestre tiene su propia Liguilla con ocho clasificados por puntos y se enfrentan el 1º vs el 8º, 2º vs 7º, 3º vs 6º y 4º vs 5º. De acuerdo al porcentaje, en México solo desciende un equipo y el campeón de la Liga de Ascenso ocupa su lugar. Hay una salvedad y es que, si una escuadra es última en el porcentaje, pero tiene lugar en la Liguilla, lo pierde y se le cede al noveno.

Por temas comerciales, en 2013 se llama Liga Bancomer MX o Liga MX. Desde 2016 los campeones dejaron de clasificarse a la Copa Libertadores y ahora, junto a los dos segundos de ambos semestres, deben ir a disputar la Copa Concacaf.

Datos históricos

Las dinastías más fructíferas han sido las de América de México, único en disputar 100 temporadas en primera división, seguido de su archirrival, Chivas Rayadas de Guadalajara (un plantel que solo permite nacidos en tierras aztecas). Uno de los más beneficiados de los torneos cortos ha sido Toluca.

Además del América vs Chivas, en esta liga hay clásicos interesantes como el Joven, entre América y Cruz Azul, el Capitalino, entre América y Pumas de la UNAM, el Regiomontano, entre Tigres y Monterrey, y el Tapatío, entre Chivas y Atlas.

Hay un jugador que mantiene su vigencia, no solo en el arco, sino en la tabla de mayor cantidad de partidos disputados en este campeonato: Óscar “Conejo” Pérez histórico de Cruz Azul, la Selección Mexicana y Pachuca, con más de 750 presentaciones. Le sigue otro guardián del pórtico, Óswaldo Sánchez, con 725.

Evanivaldo Castro, brasileño de brillo con Pumas y Atlante, es el máximo artillero histórico de esta cita con 312 dianas, seguido por Carlos Hermosillo (294) y el inagotable Jared Borgetti (252).