Ecuador, la grata sorpresa del Sudamericano sub-20

Futbol Juvenil
Apuestas Sudamericano Sub-20

Rancagua, Curicó y Talca, ciudades cercanas a la Patagonia chilena, fueron sedes de la reciente edición del Sudamericano sub-20, que convoca a las nuevas estrellas del fútbol del continente y, cómo no, a empresarios de equipos del mundo que empiezan a asegurar joyas para sus planteles, y Ecuador fue una grata sorpresa del Sudamericano.

Las sorpresas abundaron en este certamen, el cual muestra que cada vez más las brechas son más cerradas entre chicos y grandes en Suramérica. De hecho, Ecuador se consagró como campeón por primera vez en su historia, arrebatándole el título a Argentina, y Brasil quedó eliminado del Mundial sub-20, que se disputará en Polonia entre el 23 de mayo y 15 de junio de 2019.

A continuación hacemos un recuento de los cuatro elencos clasificados a la cita orbital y cada una de sus campañas. Hay que recordar que se quedaron por fuera Bolivia, Paraguay, Brasil, Venezuela, Perú y Chile.

Ecuador

De principio a fin hubo un equipo que mostró sus condiciones en el torneo: Ecuador. Con el goleador y mejor jugador del certamen como bandera, Leonardo Campana (6 tantos), los del centro del mundo desplegaron un fútbol de velocidad, potencia y talento para imponerse en su grupo A con 9 puntos, con tres duelos ganados (3-0 a Paraguay, 1-3 con Uruguay, 1-0 a Argentina y 3-1 a Perú)

Después, clasificado al hexagonal final, tuvo hidalguía en sus cinco juegos, de los cuales ganó tres (2-1 a Argentina, 1-0 a Colombia y 3-0 a Venezuela), empató uno (0-0 con Brasil) y perdió uno (0-1 con Uruguay).

Salió campeón con 10 unidades, una más que Argentina, e hizo historia. Fue el equipo más goleador del certamen, con 14 tantos a favor, y recibió seis goles, solo superado en este ítem por Colombia (4). Además de ir al Mundial, ganó cupo para los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Argentina

En la primera fase, Argentina vivió a la sombra de Ecuador y se sobrepuso a las complejidades de sus rivales, ganando dos partidos (1-0 a Uruguay y 1-0 a Perú), empatando uno (1-1 con Paraguay) y cayendo en uno (0-1 con Ecuador). Se caracterizó por el juego directo, la potencia y la perspicacia de su goleador Adolfo Gaich, además de talentos como Gonzalo Maroni o Santiago Sosa.

Luego de cosechar siete puntos en la zona B, enfrentó un hexagonal final que lo tuvo cerca del título (1-2 con Ecuador, 1-0 a Colombia, 3-0 a Venezuela, 2-1 a Uruguay), pero la derrota con Brasil (1-0) lo dejó sin la oportunidad de celebrar.

Segunda con nueve unidades, 10 goles conquistados durante toda la copa y 6 recibidos, los guachos también comienzan a soñar con el asalto en Polonia y la participación en los Panamericanos.

Uruguay

Apelando a su histórica garra, a su corazón y a su juego directo, Uruguay fue el tercer clasificado al Mundial de Polonia y el último a los Panamericanos, luego de cosechar cuatro victorias, tres derrotas y dos empates a lo largo del Sudamericano, con 10 tantos a favor y 8 en contra.

En el grupo B salió tercero detrás de Ecuador y Argentina, con seis unidades, ganándole 3-1 a Ecuador, 1-0 a Paraguay, pero cayendo 1-0 con Perú y 1-0 con Argentina. En el hexagonal final sumó dos empates, dos victorias y una derrota, dándose de la siguiente manera: 1-1 con Venezuela, 1-0 a Ecuador, 3-2 a Brasil, 1-2 con Argentina y 0-0 con Colombia.

Entre sus hombres destacados se encuentran Nicolás Schiappacasse y Nicolás Acevedo, ambos atacantes.

Colombia

El peor de los clasificados al Mundial de Polonia (ni siquiera alcanzó cupo a los Panamericanos) dependió de las victorias de Brasil sobre Argentina y Ecuador sobre Venezuela para poder arañar una plaza clasificatoria. Colombia padeció un mal endémico para anotar (apenas cuatro tantos a favor), pero también fue una muralla defensiva, la gran fortaleza (cuatro en contra)

Curiosamente, fue el único del grupo A que adquirió un lugar en Polonia, aunque fue el peor clasificado entre Venezuela y Brasil: ganó dos duelos (1-0 a Bolivia y 1-0 a Chile), empató uno (0-0 con Brasil) y perdió el otro (1-0 con Venezuela). Fue tercero con siete unidades.

En el hexagonal también padeció su paupérrima forma ofensiva, pero le alcanzó con un partido ganado (2-0 a Venezuela), dos empates (0-0 con Uruguay y Brasil) y dos derrotas (1-0 con Ecuador y Argentina) para poder obtener el cuarto lugar.

Entre sus hombres más destacados se encuentran el portero Kevin Mier, el central Carlos Cuesta y el volante Iván Angulo.